Entrevista a Toni Cañete

 

Toni Cañete

Doctor en Neurociencias y Profesor de Kundalini Yoga

entrevistas4

Usted dice que somos como ratones…

La estructura de su cerebro es muy parecida a la nuestra, por eso podemos compararnos y sacar conclusiones científicas. Pero hay algo que nos diferencia y es clave: la conciencia, los estados emocionales. Aun así hemos comprobado que tanto para los ratones como para las personas la relajación y la reducción del estrés pueden ser clave en el desarrollo del Alzheimer.

Usted empezó a practicar Kundalini Yoga en 2008 para relajarse durante su tesis… y ahora quiere que se recete como terapia en las plantas de neurología de los hospitales.

Bueno, por ahora es una utopía y está claro que no interesaría a muchas farmacéuticas… Pero a mí como científico el Kundalini Yoga (llamado también “el yoga de la conciencia”) me ha servido para abrir la mente hacia la importancia del sistema energético y espiritual. Los tenemos que tener en cuenta en la sanación o por lo menos reconocer que sirven para mitigar los síntomas de enfermedades cognitivas.

Póngame un ejemplo.

Hay kriyas (series de ejercicios) que combinados entre ellos estimulan el sistema nervioso y energético y actúan directamente en la pérdida de memoria. Podemos llegar directamente a la glándula pituitaria para regular el nivel hormonal o la glándula pineal que es responsable de las fases del sueño/vigilia…Más ejemplos: las posturas invertidas como la vela sirven para mejorar la irrigación de la sangre hacia el cerebro. Los pranayamas (respiraciones) oxigenan las células del cuerpo y reducen el estrés. Incluso la meditación, con mudras (postura de manos y dedos) ayuda a ejercitar la coordinación física produciendo un efecto en el funcionamiento cognitivo. Créame, el yoga es una ciencia ancestral y sus beneficios están demostrados.

El yoga puede frenar los síntomas del Alzheimer

¿Y qué dicen los científicos de las universidades?

Pues entre la comunidad científica hay los trabajos del Dr. Dharma Singh Khalsa, un anestesiólogo inglés muy respetado y Presidente y Director médico de la Fundación para la investigación y prevención del Alzheimer en Arizona. Él asegura que los ejercicios de yoga y la meditación pueden lograr la recuperación de la pérdida de memoria en el primer estadio de la enfermedad. Si además le añadimos una buena alimentación con mucha fruta y verdura y poca carne los beneficios aumentan.

Usted los ha comprobado, por lo menos en ratones…

Sabemos que el estrés juega un papel fundamental en el desarrollo del Alzheimer. El cortisol es la hormona que segregamos en estas situaciones. El cortisol es la hormona que segregamos en estas situaciones y en su exceso provoca una disminución de la actividad cognitiva y una lesión de las neuronas. Cuando queríamos mitigar estos síntomas en el laboratorio dábamos un masaje a los ratones…. Y cuando les hacíamos test de ansiedad, ¡los que lo habían recibido sacaban mejor nota!

¿Lo dice en serio?

Yo mismo he visto cómo reaccionaban… Les hacía masajes a los recién nacidos durante 10 minutos a una temperatura cálida. Y ante situaciones estresantes reaccionaban mejor éstos que los ratones que no habían pasado por mis manos. Incluso se orientaban mejor en el espacio, estaban menos ansiosos… En definitiva, habían ganado más conexiones neuronales, así de sencillo.

¿Y si llevamos el ejemplo a los humanos?

Los niños estimulados, escolarizados y que reciben cariño tienen menos números para sufrir Alzheimer. ¡La genética sólo tiene un peso del 5%! El resto son factores ambientales: la alimentación, el estilo de vida, el nivel cultural… pueden ser determinantes. Incluso el condicionamiento emocional existe y no podemos olvidarlo: tu actitud ante la vida y hacia la enfermedad, la percepción de tu entorno, pueden empeorar o mejorar tu diagnóstico.

Entonces, tenemos herramientas para frenar el Alzheimer más allá de los fármacos…

Exacto, hay que tenerlo claro: la pérdida neuronal no es irreversible. ¡Podemos recuperarla! Y cosas tan sencillas como ingerir menos grasas, rodearse de gente que nos quiere o hacer ejercicio ymeditación consciente pueden activar los neurotransmisores.

Para los pacientes de Alzheimer que le estén leyendo, ¿cuándo pueden notar las mejoras?

En fases iniciales de la enfermedad los expertos han detectado cambios a los 40 días. Empiezan a recordar un teléfono que no podían memorizar o de repente se dan cuenta de que hace una semana que no pierden las llaves de su casa. ¡Es magnífico! Todos mis estudios lo demuestran: tenemos mucho poder sobre la enfermedad, el pensamiento y la emoción pueden generar una reacción química en nuestro cerebro.

BIO

Toni Cañete

Toni-Cañete_Mente

Hay tres proteínas de nuestro cuerpo que intervienen en el desarrollo del Alzheimer. Para retrasar su evolución no sólo los fármacos son válidos, hay mucho más.

  • Cargo:
    Doctor en Neurociencias y Profesor de Kundalini Yoga.
  • Edad:
    40 años.
  • Afición:
    Una afición: Ir de excursión a la montaña para conectar con la naturaleza.

A Toni Cañete, los años de investigación con ratones en la Universidad Autónoma de Barcelona y su experiencia como profesor de yoga,le han servido para comprobar que la meditación, el ejercicio y una vida sana pueden frenar los efectos de esta enfermedad cognitiva. De momento sus tesis han llegado a los laboratorios pero quizás algún día lleguen a los hospitales…

 

Otras Entrevistas

X

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para medir su actividad en el sitio web y mejorar el servicio ofrecido. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.