Mejora tu Mente

Descubre los mejores trucos, consejos y curiosidades para mejorar tu Mente.









Mucho ruído y pocas nueces

Podemos domesticar la mente y mejorar la memoria. Sólo necesitamos concedernos 10 minutos al día para potenciar este perezoso músculo. Sí, también podemos comer nueces como decían las abuelas pero quizás sea más útil intentar concentrarnos y alejarnos del ruido del mundo exterior para tener mayor capacidad mental. ¿Seremos capaces?

El arte de la concentración

Se calcula que tenemos cerca de 60.000 pensamientos al día. No es extraño pensar entonces que la concentración es todo un arte. De hecho, es la facultad que nos permite centrarnos en una sola cosa. En definitiva, no distraernos, focalizarnos. Si potenciamos esta aptitud estaremos mejorando la memoria y el aprendizaje. ¿Tenéis 10 minutos? Entonces no hay excusa. Podéis adiestrar la mente.
Los pasos a seguir son sencillos pero deben realizarse diariamente. Lo que más nos va a costar es no interrumpirlos. Apartad los teléfonos y las agendas, bajad el volumen de la televisión… El mundo puede esperar. Empezamos:

- Buscad la comodidad: en una silla o el sofá, donde os podáis relajar sin llegar a dormiros.

- Cerrad los ojos.

- Respirad profundamente.

- Fijaros en la respiración: notaréis que el aire entra en los pulmones lentamente y sale de la misma manera.

- ¡No perdáis de vista la respiración!: Al principio quizás esté agitada o entrecortada pero si os centráis en las inspiraciones y exhalaciones se irá aquietando poco a poco.

- Let it flow: está claro que pasan muchas cosas por nuestra cabeza. Si notáis que vuestra mente os lleva a otro pensamiento, no pasa nada. Sencillamente hay que volver a la respiración y no darle más importancia. No se trata de frustrarse ni de bloquearse. Volvamos a respirar conscientemente y el resto de pensamientos pasarán de largo.

Fitness para el cerebro

A veces notamos que no tenemos la mente en forma. Nos cuesta retener las informaciones o las olvidamos fácilmente, nos falta imaginación y memoria. ¿Habéis pensado en cambiar vuestra rutina? Estas actividades podrán despertar un poco nuestro cerebro, mejorar las conexiones mentales. Pero tenemos que estar preparados para jugar.

- Juegos de mesa: rescatad esos viejos tableros. Las damas, el parchís, las cartas, el dominó o el ajedrez… Cualquiera vale. Lo más importante es mover ficha y diseñar una estrategia. ¿Qué pasa si mueves el peón en lugar de la dama? ¿Qué opciones le dejas a tu contrincante?

- La utilidad de los rompecabezas: a pesar de su mal nombre, los también llamados puzles fortalecen nuestro cerebro. Nos sirven para entrenar nuestra memoria visual y fortalecen la concentración. Y sí, también la paciencia. En realidad, el ejercicio funciona mientras estamos intentando construir un “todo” con sentido con esas pequeñas partes. Conseguir encajar o no las 500 piececillas no es lo relevante.

- Empatía exprés: cada día tomamos decisiones en nuestra vida. Más o menos sencillas pero lo hacemos. El ejercicio consiste en pensar qué haría otra persona en nuestro lugar. Puede ser tu padre, tu madre, el vecino, el conductor del autobús o un famoso. Lo importante es hacerse esta pregunta: ¿Qué haría en mi situación?

- El gusanillo de la curiosidad: nos podemos tomar a nosotros mismos como objeto de estudio. Plantearnos qué podemos llegar a hacer en una hora, o la semana que viene, en quince días o dentro de 10 años. En este caso soñar despiertos nos permitirá mantener la mente en forma.

 

Mejora tu Bienestar

X

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para medir su actividad en el sitio web y mejorar el servicio ofrecido. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.