Mejora tu Alegría

Descubre los mejores trucos, consejos y curiosidades para mejorar tu Alegría.










La hormona de la felicidad

Ser feliz, estar alegres, con alegría y vitalidad. A veces no es sólo una actitud sino sencillamente, pura química. Las endorfinas son la respuesta a estas agradables sensaciones.

Tenemos una forma natural de ser felices. Nuestro cuerpo genera una hormona que se encarga aumentar la alegría y de paliar el dolor, la endorfina. Se trata de una sustancia bioquímica que se produce en el cerebro y que se pone en marcha durante el ejercicio, la excitación, el consumo de alimentos picantes o el enamoramiento.
Por ello se le llama la “hormona de la felicidad”. Si sabemos cómo estimularla, podremos aumentar nuestra calidad de vida y ser más resistentes a la adversidad.

La felicidad, un asunto nuestro

Sí, podemos actuar en nuestro propio beneficio. Gracias a la ciencia sabemos cómo conseguir un estado de ánimo placentero, manteniendo un nivel estable de endorfinas. Éstas son algunas de las pequeñas acciones cotidianas que pueden ayudarnos:

- ¡En marcha!

Caminar, ir en bicicleta o correr pueden evitar que caigamos en estados depresivos. Y no sólo hacer deporte. También una noche de baile y las relaciones sexuales satisfactorias, colaboran en la secreción de endorfinas.

- Reírse a carcajadas

Unas risas en buena compañía son un potente analgésico. Está demostrado que también mejoran la respiración y liberan tensiones.

- Un paseo por el bosque

Concentrarse en los sonidos del viento, el correr del agua y tomar el sol con prudencia. La naturaleza tiene elementos, como los rayos ultravioleta, que levantan el ánimo.

- Relax…

Con una meditación, técnicas de visualización mental o bien tumbados en el sofá haciendo… NADA. Cuando empecemos a sentirnos estresados y a perder nuestra vitalidad, no hay nada mejor para cargar las pilas.

- El poder del tacto

Es el primero de los sentidos que desarrollan los bebés. El masaje, el shiatsu o sencillamente el contacto físico con nuestros seres queridos aumenta la producción de endorfinas.

- Un hobby

Apuntarse a un curso de cocina, manualidades o bricolaje… Elegir una actividad que nos llene y encontrar tiempo para realizarla puede ser la solución cuando sentimos que nuestras reservas de endorfinas se están acabando.

- ¡Mmm… ñam!

Comer como si fuera un ritual. Oliendo, degustando y percibiendo texturas es una forma de estimular nuestro cuerpo. Los alimentos picantes como la cayena, la pimienta o el jengibre, así como el chocolate, son grandes aliados.

- De festival

Ir a un concierto, escuchar música desde casa a todo volumen, cantar en un coro o entonar el himno de nuestro equipo de fútbol hace aumentar la “hormona de la felicidad”.

- Las ilusiones sanas

Soñar con proyectos posibles, generar expectativas reales, recordar un momento feliz, hacer algo bueno para alguien…nos conduce naturalmente a la alegría. Para potenciar este optimismo, a veces es necesario huir de las personas que nos bloquean y nos transmiten negatividad.

Con cualquiera de estas prácticas se generan endorfinas automáticamente, que a su vez también producen bienestar. Una fórmula sencilla para sentirse feliz. Ahora toca entrenarse.

 

Mejora tu Bienestar

X

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para medir su actividad en el sitio web y mejorar el servicio ofrecido. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.